LIGA MX

HISTORIA


 La Primera División de México, también conocida simplemente como Liga MX o por motivos de patrocinio Liga BBVA Bancomer MX, es la liga de fútbol profesional más importante de México. Se juegan dos torneos cortos por ciclo anual futbolístico (cada uno con su campeón) denominados Apertura y Clausura (en ese orden), antes llamados Invierno y Verano respectivamente. El campeonato se define por medio de una fase final posterior a cada fase regular, conocida como liguilla; clasifican a ella los ocho primeros lugares de la tabla general. Luego de la separación de varios clubes de la Liga Mexicana (fundada en 1902) y que crearon la llamada Liga Nacional (creada en 1920); la rivalidad entre ambos sectores terminó dos años después con la puesta en marcha de una serie de negociaciones que permitirían, no solo la unificación definitiva de ambas ligas, sino la creación de una estructura que organizara y desarrollara el fútbol en el país.

Después de la fundación del organismo rector, y con la consecuente unión de los dos torneos rivales, se creó formalmente el campeonato de liga, al que llamaron Campeonato de Primera Fuerza de la FMF. El partido inicial de la temporada 1922-23 seria la tarde del domingo 22 de octubre de 1922. En el partido inaugural se enfrentaron América y España. Los azulcrema ganaron 2-0 con anotaciones de José Camote Izquierdo y Alfredo García Besné.

En la temporada 1930-31, diversos conflictos directivos ocasionaron la suspensión del torneo de liga; la Federación decidió suspenderlo para solucionar definitivamente dichos problemas. Tras meses de pugnas, limaron asperezas y se refundó la competición con el nombre Liga Mayor, que organizara dos competencias: la Preferente, compuesta por seis equipos, y la Primera Ordinaria, que fungió como un circuito de ascenso. Esta competencia tuvo durabilidad y fue creciendo hasta agrupar 16 equipos.

Oficialmente el campeonato de Liga comenzó a disputarse en 1943, sin embargo, el 17 de octubre de dicho año, ningún medio menciono el inicio de una nueva era y solo hasta 1949 se usa oficialmente por primera vez la palabra profesional.​ Debido a la expansión de la liga, tanto en clubes, como en número de jugadores; y la creciente contratación de futbolistas extranjeros, las Secretarías de Gobernación y Hacienda empezaron a presionar a la liga y a los clubes para presentar contratos y otorgar permisos de trabajo además de cumplir con las obligaciones fiscales por una sencilla razón, los jugadores ya eran profesionales y cobraban buenas cantidades de dinero, pero estaban dados de alta en diversas empresas como empleados, es decir, se quería reconocer la existencia del jugador profesional para darlo de alta en la entonces Secretaría del Trabajo y otorgarle todos sus derechos laborales, además de establecer sus obligaciones de contribuyentes.

LIGA MX2

 

 

 

 

 

 

 

 

LIGUILLA 


Con el fin de obtener más ingresos económicos y hacer más competitiva la liga; el presidente del Club León propuso la realización de una serie de postemporada, denominada como liguilla en la que se enfrentarán los 8 mejores equipos de la fase regular para obtener el título. La propuesta fue secundada por los clubes Guadalajara y Toluca. El 23 de noviembre de 1970 se aprueba el formato de competencia del campeonato de liga; hubo un empate en la primera ronda de votación, ya que la contraparte encabezada por América y Atlas, quería que se mantuviera el sistema de definición por puntos, después de dos rondas más de votación, el voto de calidad de Alejandro Sarquís, presidente de la Rama de Primera División, decidió la aprobación del formato. A partir de la temporada 1970-71 se determina dividir el torneo en dos grupos de 9 equipos y disputar una final entre los líderes de grupo para definir al campeón. El 25 de julio en La Bombonera se disputó el duelo de ida (finalizando con empate a cero) y el 1 de agosto se jugó la vuelta de la primera final entre el América y el Toluca. Los azulcrema se coronaron al vencer 2-0 a los Diablos en el Estadio Azteca.

LIGA MX3

 

 

 

 

 

 

 

 

DESCENSO Y ASCENSO


 Con la creación de la Segunda División de México en 1950, se instituyo la disputa por el ascenso-descenso en el máximo circuito a partir de la temporada 1950-51. Entre 1950 y 1968 el descenso se definió de la manera tradicional: el último de la tabla general se iba a Segunda División. En 1968 se creó la liguilla por el no descenso que disputaban los dos o cuatro clubes con menos puntos, siempre y cuando no existieran más de tres puntos de diferencia entre los involucrados. En 1985 se suspendieron a consecuencia de los hechos de violencia ocurridos en Zacatepec luego de una invasión a la cancha por parte de los aficionados, después de la derrota 1-0 ante Necaxa, que los condenó al descenso.

En 1991-92 se instituyo un sistema de descenso que en México se le conoce coloquialmente como porcentaje o tabla del descenso. El descenso es cada dos torneos cortos, contando el cociente que se obtiene de dividir los puntos obtenidos entre los partidos jugados en los últimos seis torneos. En la Primera División desciende un solo equipo —obviamente, con el peor promedio—, a la división inmediata, en este caso la Liga de Ascenso. A los equipos recién ascendidos o con menos de seis temporadas en el máximo circuito se saca su cociente contabilizando únicamente las temporadas que lleven jugando. Por esta razón, su promedio puede subir o bajar con mayor facilidad. En caso de que dos equipos o más tengan exactamente el mismo promedio de puntos por partido, descenderá aquél equipo que tenga peor diferencia de gol.

Como cláusula de competencia, el reglamento expresa que un equipo que ocupe el último lugar de la tabla del descenso no puede acceder a la Liguilla, aún estando colocado en posición de calificar. Esto se aprobó luego de que en la temporada 1995-96 los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León habían descendido y a la vez calificado en ese torneo. El lugar del equipo descendido lo ocupa el campeón de la final por el ascenso de la Liga de Ascenso, que disputan los dos campeones de los dos torneos cortos disputados en la temporada; en caso de que un equipo obtenga los dos títulos ascenderá automáticamente. El equipo que gane la final por el ascenso, deberá estar "Certificado para ascender", de acuerdo al Reglamento de la FMF, de no ser así, no podrá ascender y se le "recompensará" con dos millones de dólares. Por lo tanto, el equipo descendido de Primera División y el club certificado con más puntos en la Liga de Ascenso (sumando los dos torneos), disputarán una promoción a ida y vuelta para determinar qué equipo ocupará un lugar en el máximo circuito.

LIGA MX

 

 Con información de: BRAVOSNEWS

Compartenos tu opinión