En el año 2015, Coca cola Fue acusada de aprovecharse de un estudio por parte de una universidad, usándolo como una técnica de marketing.

Todo comenzó a finales del año 2015, cuando la universidad de Loughborough, publicó los resultados de uno de sus estudios en el cual demostró que en algunas circunstancias, el no hidratarse antes de conducir podría afectar gravemente al conductor por efectos secundarios. 

Este estudio fue financiado por el Instituto Europeo de Hidratación, un organismo sin fines de lucro. 

Tras dos meses de publicar el artículo, Coca Cola Lanzó una campaña con el eslogan de Mantenerse hidratado durante el día.

La coincidencia, hizo que se levantaran algunas investigaciones para saber si había alguna relación entre la empresa y el organismo encargado del estudio.  

Como resultado se comprobó que Coca Cola pagó una cantidad de 6.6 millones de euros, al instituto Europeo de Hidratación.

De acuerdo a las investigaciones, Coca Cola ha pagado a instituciones, organizaciones, incluso expertos, para que no hablaran mal de los refrescos y su impacto en la salud. 

Sin embargo, esta no fue la única ocasión en la que Coca Cola estuvo involucrada con una situación así, puesto que en el año 2016 se comprobó que había usado millones de dólares, para pagar propaganda que hablara bien de sus productos.

Finalmente, en contra parte de los artículos que han apoyado al refresco, cientos de artículos han mostrado que el refresco ha afectado gravemente la salud de los consumidores por la gran cantidad de azúcar e ingredientes dañinos. 

Por último, un estudio demostró que en los jóvenes de entre 11 y 18 años, el 30% del azúcar consumido pertenecía al consumo refrescos. 

  

 Con información de: BRAVOSNEWS

Compartenos tu opinión

 
>